Iniciar sesión 

25 alojamientos rurales disponibles en Toledo
seleccionados especialmente para ti

Casas rurales Toledo .com

0 de ellos me encantan Favorito
Vive el turismo rural

Oropesa, tierra toledana con toques extremeños

Artesanos con señas de identidad propias y fama mundial, arquitectura popular, arqueología, diversidad paisajística


Otros destinos:

Casas Rurales en Oropesa y Cuatro Villas ()

Casa Pecci
No me encanta
TipoCasa Entera
Capacidad8
SituaciónEn población
AccesibilidadNo
MascotasNo
Teléfono925.822.898 - 687.530.715
Olivar de las mangas
No me encanta
TipoHotel Rural
Capacidad32
SituaciónAislada
AccesibilidadNo
MascotasNo
Teléfono925.435.129 - 925.435.131

(*) Precio por persona y noche calculado en base a la tarifa vigente en fin de semana y temporada baja


 

Oropesa, tierra toledana con toques extremeños

Oropesa es la capital de la comarca Campana de Oropesa y las Cuatro Villas, la más occidental de Toledo y con más influencias extremeñas en el paisaje y paisanaje de sus 19 municipios. Situada entre las faldas de la sierra de Gredos y el valle del Tajo, es buena tierra ganadera, que se complementa con agricultura intensiva en los cruces de los ríos que la atraviesan.

El territorio viene a coincidir históricamente con el condado de Oropesa de los Álvarez de Toledo, al que regían desde el castillo palaciego. El casco antiguo, de trazado irregular, está marcado por la existencia de grandes edificios religiosos y civiles. En todo el conjunto lo primero que destaca es el castillo, que se empezó a construir en el siglo XII; este es el denominado castillo "viejo" junto al cual se levantó uno nuevo a comienzos del siglo XV. Tenemos, pues, dos castillos, uno al lado del otro; el más antiguo era cuadrilátero con torres circulares en sus esquinas y la del homenaje es cuadrangular. El nuevo está adosado al anterior, por lo que desaparecieron dos torres circulares del primero, siendo su planta rectangular con torres en los ángulos. El patio de armas está dividido en dos partes y tiene un recinto previo, atribuido a Herrera, renacentista del siglo XVI, donde se encuentra el Parador de Turismo.

Entre los edificios religiosos destacan la iglesia parroquial de la Asunción, con una portada del siglo XVI y torre, la iglesia jesuita de San Bernardo, del siglo XVII, y el Colegio de los jesuitas, plateresco y renacentista de los siglos XVI y XVII. Como edificios civiles destacables podemos citar el Ayuntamiento antiguo, del siglo XV, con soportal y columnas en el piso bajo y el llamado pasadizo de los Condes de Oropesa, construido en el siglo XVI del que quedan restos en forma de arcadas de ladrillo. Otro elemento interesante es la puerta de la muralla, junto al palacio de los Condes; es una obra del siglo XV compuesta por dos torreones y vano de acceso. Algunas casonas y casas de indudable interés artístico y arquitectónico se hallan diseminadas por la población, como la casa neomudéjar del Reloj.

En los pueblos de la comarca los guías turísticos aconsejan ver, ante todo, lo siguiente: los bordados y trajes típicos expuestos en el Museo municipal de “Marcial Moreno Pascual” en Lagartera; el Centro de Interpretación de la Cerámica, y su puente del Arzobispo Tenorio, con los nidos de vencejos en El Puente del Arzobispo; el verraco celta y el yacimiento arqueológico “Cerro de la Mesa”, en Alcolea de Tajo; el yacimiento arqueológico “Puente Pino”, en El Bercial; el rollo del S.XV, en El Torrico; el retablo plateresco en Caleruela y sus restos hispano-visigodos; la Fundación Museo Etnológico en Herreruela de Oropesa; los famosos verracos en Torralba de Oropesa; el Convento Agustinas Recoletas en La Calzada de Oropesa; el entorno natural y su pantano en Navalcán; el Casco Urbano en Valdeverdeja; el yacimiento arqueológico de “Ciudad de Vascos” y su Centro de Interpretación en Navalmoralejo y el inicio de la Vía Verde de la Jara en Calera y Chozas.

La comarca es también idónea para el turismo cinegético: el conejo, la liebre, la perdiz roja, la paloma torcaz, la paloma torera o campesina, la tórtola, el zorzal, etc, se dan en abundancia. Hay también jabalíes y venados en algunas fincas próximas al Tiétar.

En gastronomía los platos de caza son abundantes y, entre los platos populares, tiene su fama el “pucherete del Virrey” (coles, lomo picado, chorizo). Buenas son las truchas escabechadas provenientes de las gargantas de Gredos, próximas a la comarca. Y muy solicitados están los “huevos a la oropesana”, el gazpacho “rin-ran” y, en repostería, la “tarta del Beato”.

Asimismo artesanalmente destacan las labores de Lagartera y la cerámica de Puente del Arzobispo; alfarería y mantas hay también en Caldeverdeja, y muebles en Torrico.
 Escribe en nuestro muro (como invitado / iniciar sesión



Te quedan 255 carácteres

 

Restaurantes en Oropesa y Cuatro Villas

Contador de Visitas